Go toINGRESAR Go toSALIR

Blog

Arrasa este 2021 con las tendencias para el cuidado de la piel: Skinimalismo.

Podemos afirmar que prevención, reparación y comodidad son los tres términos que describen mejor todo lo que tenga que ver con cuidados para la piel. De hecho, parece que este año la industria por fin ha dejado de rizar el rizo, ese que que ya estaba previamente rizado, y ha preferido volver a los básicos.

Hemos hablado con varios expertos ‘beauty’ que nos han desvelado qué será lo último para poner a punto nuestra dermis. Desde rituales más minimalistas en los que no hace falta reservarse casi una hora diaria para llevarlos a cabo, hasta el resurgir de los productos que ponen a punto el microbioma (no ‘paniquees’, que te explicamos más abajo todo lo que tienes que saber sobre este misterioso ser), pasando por la nueva generación nutricosmética. Seguro que en nuestro top cinco de tendencias para el cuidado de la piel hay una (o más) que encajan perfectamente contigo.

 La era del 'skinimalismo'

No podemos negar que la K-beauty sigue teniendo miles de fans, a finales de 2019 la cosmética escandinava, libres de ingredientes innecesarios y envases sencillos, conquistó a las personas que buscan una rutina de belleza más. A principios del año pasado el sector cosmético le echó el ojo al continente oceánico, donde su cosmética orgánica, ‘handcrafted’, ‘cruelty free’, llena de ingredientes activos potentes y respetuosa la naturaleza se encuentra bajo el paraguas de la A-beauty. Ahora continúa la corriente de los cuidados ‘easy going’ con la llegada del 'skinimalismo' (‘skinimalism’, en inglés), que consiste en simplificar la rutina de belleza diaria de la piel, tanto de cuidado como de maquillaje.

Deriva del movimiento ‘slow’ que hemos ido adoptando desde el comienzo de la pandemia, “el skinimalismo apuesta por la naturalidad, por la luminosidad saludable de la piel y por el menos es más. Menos tiempo de dedicación sin sacrificar los resultados. Menos productos en el ritual pero más eficaces. Con ella se acortan las rutinas de belleza pero sin sacrificar ni los beneficios ni los resultados sobre nuestra piel”, aclara Inma Fernández, directora de marketing de Isolée.

Lucir un aspecto saludable es el santo grial y para encontrarlo ahora nos valemos de cosméticos y maquillaje que nos ayuden a conseguirlo de manera fácil y eficaz. La clave está en lucir una piel radiante, acompañada o no de algo de maquillaje, pero siempre con un acabado de lo más natural, ya que parece que por fin le diremos adiós a los estándares de belleza poco realistas que vemos a diario en Instagram. Las CCC Creams –sí, con tres ces, que vienen de Calmwise Colour Correct (calma, color y corrección, en español)- son lo megaúltimo en productos multiusos.

Microbioma: el ‘roomie’ de tu piel

Gracias a ciertos anuncios de yogures sabes que en nuestro intestino hay infinidad de organismos microscópicos, pero estos ‘bichitos’ no solo viven ahí, sino que habitan todo nuestro organismo formando el microbioma. Cuando está sano la barrera de protección cutánea funciona de maravilla, manteniendo la hidratación y evitando que entren agentes irritantes, pero cuando no está al 100% aparecen innumerables afecciones de la piel, incluidos acné, dermatitis atópica, rosácea o psoriasis.

Las radiaciones ultravioletas, los lavados frecuentes (sobre todo ahora que nuestra relación más duradera es la que tenemos con el jabón), los cosméticos agresivos, el estrés, la contaminación… alteran esta flora bacteriana. De ahí que en los últimos meses hayan proliferado los cosméticos con prebióticos y probióticos. “Los primeros actúan como 'alimento' para el microbioma natural de la piel, promoviendo el crecimiento de bacterias beneficiosas (cepas de lactobacilos y bifidobacterias) y bloqueando el surgimiento de malas bacterias. Los probióticos, en cambio son cepas de bacterias vivas que se pueden usar para reequilibrar la flora de la piel”, explica Raquel González, directora de educación de Perricone MD.

Todo apunta a que en 2021 tendrán nuevos vecinos: los postbióticos. “Los prebióticos alimentan a los probióticos, bacterias buenas que generan desechos metabólicos que pueden aprovechar a su vez otras bacterias (los postbióticos) o ayudar en diversas funciones de la piel. El ácido láctico, por ejemplo, es un postbiótico conocido”, concluye.

Belleza (aún) más sostenible

El respeto al medioambiente sigue siendo un factor importante en el diseño de envases de las grandes casas cosméticas, pero han tenido que venir los cantantes Rihanna y Pharrell Williams ha demostrar que los términos sostenible y elegante pueden ir de la mano. Los recipientes rellenables de sus respectivas marcas para el cuidado de la piel, Fenty Skin y Humanrace, son simplemente ideales.

Numerosas firmas ‘beauty’ se han comprometido a realizar la transición a envases 100% reciclables en los próximos años. L’Oréal for the Future es el nuevo programa de sostenibilidad de Grupo, donde se está acelerando la transformación hacia un modelo de negocio que respete los límites planetarios, con los que pretende reforzar sus compromisos con la sostenibilidad y la inclusión; así, para 2030 el 100% del plástico utilizado en los envases de sus productos será reciclado o de origen biológico y reducirá todas sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% por producto acabado.

Después de echarle un vistazo a nuestra bola de cristal predecimos que muchas más marcas seguirán su ejemplo durante este año y, con el paso del tiempo, esta tendencia dejará de ser ‘trendic topic’ para acabar convirtiéndose en una norma en el sector cosmético.

Cosmética antiestrés

El maskné fue el primero en llegar a nuestras vidas el año pasado y, por si no hubiéramos tenido suficiente con esta primera visita inesperada, después hizo su aparición estelar el ‘maskstress’. “El uso de la mascarilla facilita que se cree un microambiente en el que hay aumento de la humedad, de los niveles de CO2, de la temperatura y del número de bacterias y microorganismos procedentes de la boca y el sistema respiratorio. En contacto con nuestra piel, esta situación acarrea problemas como inflamación, irritación, rojeces y acné”, explica Pedro Catalá, cosmetólogo, doctor en Farmacia y fundador de Twelve Beauty.

Y por si estos fueran pocos, “también están presentes la falta de luminosidad, arrugas prematuras, poros dilatados, tono apagado, flacidez y piel engrosada”, añade el Dr. Leo Cerrud, experto en Medicina Estética, quien te recomienda que “extremes la higiene con tus manos, evites los cambios bruscos de temperatura, y no uses las mascarillas desechables más de una vez y mantengas las reutilizables limpias y en perfecto estado”. Además, tendrás que ponerte manos a la obra para mantener esa carita guapa lo más calmada posible. ¿Cómo? “Utiliza cosmética específica que restablezca el pH y la regeneración de la piel, limita los compuestos activos que podrían producir irritación, como los alfa y beta hidroxiácidos (AHA y AHB), e incluye ácido hialurónico, glicerina, urea, sorbitol y propilenglicol en tu rutina de belleza diaria”, añade Cerrud.

Por último, estate atenta a las cremas CICA, ingrediente conocido también como centella asiática y uno de los ingredientes de moda de finales de 2020. Es infalible en el momento de ayudar a las pieles estresadas e inflamadas, además de proteger la dermis a lo largo de todo el día. "Es un fuente rica de aminoácidos y contiene madecassoside, un poderoso regenerador del tejido que también se utiliza en ungüentos para cortes o heridas y es un excelente agente para calmar la piel alterada o comprometida", explica Valeria Navarro, directora técnica de Boutijour.

Nutricosmética 2.0

Ahora las marcas no solo se centran en cuidar la piel por vía tópica, sino que la suplementación oral está en auge. Eso sí, olvídate de las pastillas que se parecen a las 200 que se tiene que tomar tu pobre abuela a diario, ya que la nutricosmética ahora se presentan a modo de gominolas ­–ojo porque estas pueden contener bastantes azúcares, colorantes y aromas que desde el punto de vista funcional no aportan nada–, bombones, polvos solubles que se mezclan en una coctelera o cápsulas dentro de envases de lo más cuquis.

“La nutricosmética está justo entre la suplementación y la belleza y está protagonizada por formulaciones de origen natural a base de vitaminas, minerales, extractos de plantas o colágeno, que enriquecen la dieta complementar la dieta, ya que no siempre asumimos la cantidad o la tipología de nutrientes óptima”, argumenta Ampuero García, tecnóloga de alimentos para Naturadika. Eso sí, como actúa a nivel de metabolismo los resultados no suelen llegar hasta pasadas 3-4 semanas.

Y, aunque es cierto que es el aliado perfecto para complementar un estilo de vida saludable, tienes que fijarte bien en qué producto compras. “Fíjate en que la composición los principios activos sea la mayor parte de los ingredientes y también estate atenta a que los aditivos químicos y los colorantes estén presentes lo mínimo posible (esto se puede ver en la etiqueta donde los ingredientes van en orden decreciente: de mayor a menor cantidad)”, recomienda la experta.

Post previo
Post siguiente

Este sitio utiliza cookies para ofrecerte la mejor experiencia. Políticas de Privacidad

Ok, entendido
×

Alguien acaba de comprar

×