Go toINGRESAR Go toSALIR

Blog

CÓMO PONER UNA MASCARILLA CORRECTAMENTE...PASO A PASO

Las mascarillas dejaron de ser un lujo y ahora son una rutina indispensable para cuidar la piel, sobre todo por lo accesibles que pueden ser pero mejor aún, por la cantidad de beneficios que traen a nuestra piel. Por eso te dejamos los puntos básicos para ponerte una mascarilla de manera correcta y así consentir tu piel durante tu rutina de belleza.

Regla número 1: ¡solo sobre piel limpia!

Aplicarse una mascarilla sobre un rostro que no está impoluto, perfectamente desmaquillado y limpio como una patena es como aplicarse desodorante sin ducharse… ¡No way! Si lo que queremos es que los activos trabajen en profundidad, se ha de preparar el tejido mediante un desmaquillado exquisito.

Las manos, también…

Sí: el instrumento de aplicación de la mascarilla también debe estar como los chorros del oro. Lógico, ¿no?

Piel limpia

Un truco muy profesional: una suave exfoliación

Tras la limpieza, nada como seguir el ejemplo de las mejores facialistas y realizar un 'peeling' muy suave para eliminar células muertas y mejorar (aún más) la efectividad de la mascarilla. Para este paso son súper cómodos los tónicos exfoliantes. 

Pelo: manchar o no manchar, ¡esa es la cuestión!

En un mundo ideal, a la hora de aplicar una mascarilla deberíamos entrar sin miedo a la raíz del pelo para cubrir ¡todo! el rostro. Pero, claro, solo si no nos importa ensuciarlo… Si la opción de una cinta para retirar el pelo tampoco convence porque aplasta la raíz, se pueden usar unas horquillas de pico de pato (las de pinza largas), colocadas en vertical, paralelas a la raíz del pelo. De esta forma, el cabello mantiene su forma y queda retirado de la cara.

Sin miedo al multimasking

No, la piel de la nariz –con su grasita y sus poros abiertos– no tiene nada que ver con la de las mejillas, más seca y tirante. Por eso, hay que practicar con alegría y desenfreno el multimasking, es decir, la aplicación más promiscua y variada de distintas mascarillas según el área del rostro. ¿La combinación más habitual? Fórmulas detoxificantes y/o astringentes en la zona T, sobre todo en la nariz y barbilla, e hidratantes y/o nutritivas en mejillas, cuello y escote. ¿El mix más completo? Cuando a estas dos fórmulas se añaden parches para el contorno de los ojos.

MÁSCARA BRILLO INTENSO LODO BLANCO -417

El tiempo justo: ni más ni menos

Uno de los errores más frecuentes es excederse en el tiempo de aplicación de las mascarillas. No queremos dar un disgusto a nadie, pero no sirve de nada pasado cierto tiempo, la piel no absorbe más de lo que necesita.

Convertir la mascarilla en rutina

Esta es quizás una de las reglas más importantes a seguir cuando de mascarillas faciales se trata: nada de reservarlas solo para las grandes ocasiones. ¡Fail total! Programar al menos una o dos por semana es un auténtico booster para la piel que además ayuda a equilibrarla justo cuando lo necesita

Mascarilla de Barro

Ahora que lo sabes, encuentra todos los productos necesarios para tu rutina de belleza en los productos -417. 

Post previo
Post siguiente

Este sitio utiliza cookies para ofrecerte la mejor experiencia. Políticas de Privacidad

Ok, entendido
×

Alguien acaba de comprar

×