Go toINGRESAR Go toSALIR

Blog

Cómo limpiar las uñas de las manos para prevenir el coronavirus

Las uñas son un nido de gérmenes, si no se pone atención en su cuidado y lavado. Te mostramos cómo limpiar las uñas para evitar que se conviertan en un foco de infección.

Tener las uñas limpias da una impresión de cuidado y atención, mientras que unas uñas sucias y descuidadas proporcionan una mala imagen de tu persona. Además, la expansión del coronavirus ha puesto en valor una medida higiénica básica que ayuda desde tiempos pretéritos a luchar contra las enfermedades.

Lavarse las manos con agua y jabón y las uñas correctamente son medidas de prevención esencial que sirven para cerrar la puerta a bacterias, virus y hongos. Además debes saber que limpiar tus uñas no solo implica eliminar la suciedad visible, sino también los microorganismos que no se ven.

1. Remoja tus manos

Lava las manos con agua tibia y jabón suave. Sumerge a continuación las uñas en agua lo más caliente que puedas aguantar, pero sin llegar a quemarte, hasta que se ablanden. No es necesario que introduzcas toda la mano, con las uñas es suficiente, y mantenlas sumergidas un par de minutos. Si quieres, puedes añadir al agua un poco de jabón pero debe ser líquido, suave y de calidad.

2. Utiliza un cepillo dental

Coge un cepillo de uñas para eliminar bien la suciedad debajo de estas, que son las áreas más difíciles de alcanzar y donde la suciedad más se acumula. Si no tienes cepillo de uñas, puedes utilizar un cepillo de dientes sin estrenar. Para deshacerte de la suciedad y las bacterias de las uñas, sostén el cepillo hacia abajo y frota hacia atrás y hacia delante con vigor. Después haz lo mismo en la parte delantera con un movimiento circular.

3. Elimina el esmalte

Es el momento de quitar el esmalte en caso de que sea necesario. Para ello, moja un algodón con un poco de quitaesmalte de uñas y frota para eliminar todos los restos de pintauñas. Deja que se seque bien el quitaesmalte antes de seguir con el siguiente paso.

Comienza a limpiar la mugre de dentro de tus uñas con la punta de la pieza especial para limpiar uñas del cortauñas. Pásalo con cuidado por debajo de estas hasta eliminar todos los restos. Y recuerda, es importante dejar un tiempo prudencial antes de aplicar un nuevo esmalte. Bastará con darles un pequeño descanso de un par de semanas.

4. Humectación

Vuelve a lavarte las manos y seca ligeramente, pero sin frotar. Puedes concluir con una capa protectora transparente fortalecedora de uñas si lo deseas. Por último, aplica una crema hidratante para manos cada noche para que tus uñas permanezcan flexibles y no se rompan.

Te recomendamos además que humectes de forma frecuente tus manos con aloe vera o algún aceite natural como el de coco. De este modo, tus uñas y manos se conservarán mejor. Ahora ya puedes lucir unas uñas limpias y bonitas, dispuestas para su próxima decoración.

Remedios caseros para limpiar y blanquear las uñas

  •  Agua oxigenada: es uno de los productos más útiles. Además, también las blanquea. Solo debes aplicarlo con un algodón y enjuagar después tus manos con agua. Pero ten en cuenta que debes repetir este proceso varias veces a la semana para obtener buenos resultados.

  •  Pasta de dientes blanqueadora: es otro de los trucos estrella para limpiar y blanquear las uñas rápidamente. Debe ser de este tipo en concreto y solo tienes que realizar un suave masaje sobre ellas con la pasta. Déjala actuar entre 3 y 5 minutos y frota con un cepillo para uñas o de dientes para remover y eliminar toda la suciedad.

  •  Zumo de limón: también es un buen remedio para limpiar y eliminar bacterias en las uñas, ayudando además a eliminar las manchas amarillas que aparecen a consecuencia del tabaco. Humedece un paño con jugo de limón y frota las uñas, deja actuar toda la noche y enjuaga a la mañana siguiente. No lo utilices para exponerte al sol o te quedarán manchas.

  •  Aceite de árbol de té: este tipo de aceite natural consigue eliminar el color amarillo de tus uñas. Para ello, echa un poquito en cada uña y deja actuar 5 minutos antes de enjuagar.

  •  Bicarbonato: es otro de los productos que puedes utilizar para cuidar tus uñas, blanqueándolas y aportándoles dureza. Solo tienes que mezclar dos cucharadas y media de bicarbonato de sodio con una cucharada de agua oxigenada. Conseguirás una pasta que debes aplicar en las uñas con la ayuda de un cepillo de dientes. Una vez que estén todas impregnadas con esta mezcla, espera un par de minutos y retira con agua. Intenta hacerlo al menos una vez a la semana para que estén siempre relucientes. Además, esta mezcla te ayudará a limpiar las bacterias en las uñas. Es una buena técnica para eliminar las manchas que dejan en las uñas los esmaltes de un color demasiado oscuro.

  •  El vinagre de manzana también es ideal para limpiar tus uñas. Toma la misma cantidad de agua que de vinagre y deja remojar las uñas durante 20 minutos. El vinagre de manzana tiene un alto contenido en ácidos málicos y acéticos, por lo que tiene propiedades blanqueadoras y también limpia las uñas en profundidad, pues es antifúngico. Por lo tanto, no solo podrás restablecer el color, sino que también eliminarás las bacterias en las uñas evitando infecciones.

Estos son los principales consejos y remedios caseros que puedes usar para limpiar tus uñas. Como hemos mencionado antes, recomendamos que después de cada tratamiento apliques una crema hidratante al igual que un suplemento fortalecedor de cutículas, como la biotina, que permitirá que tus uñas crezcan y se mantengan fuertes.

Post previo
Post siguiente

Este sitio utiliza cookies para ofrecerte la mejor experiencia. Políticas de Privacidad

Ok, entendido
×

Alguien acaba de comprar

×