Go toINGRESAR Go toSALIR

Blog

Retira las células muertas con exfoliación

La exfoliación consiste en retirar esa capa de células muertas para que la piel que lucimos sea la mejor y más nueva, pero ¿cuándo debemos exfoliarnos? ¿por la mañana, antes de dormir? ¿cómo se exfolia cada tipo de piel, es igual? ¿qué productos utilizar? ¿cada cuánto tiempo?

La piel se renueva de forma natural cada 28 días, es decir, que día a día va haciendo “piel nueva” que queda bajo una capa de piel muerta, pero no podemos exfoliar igual el cuerpo que la cara, pues son pieles totalmente distintas y con diferentes sensibilidades.

EL CUERPO

Las pieles normales deberán realizar una exfoliación corporal una vez a la semana y las pieles sensibles una vez cada 10 días.

La ducha es el lugar perfecto para aplicar el exfoliante, masajearlo y retirar los restos del cosmético posteriormente. La mejor forma de limpiar los restos de producto tras el masaje es con agua caliente que no supere los 37 grados y luego con agua fría para que el contraste de temperaturas nos ayude a tonificar

Los exfoliantes en gel o en crema con bolitas exfoliantes. Los corporales suelen ser más fuertes que los faciales, pero hay para todo tipo de pieles, así que debes buscar el que mejor se adapte a ti. También los podemos encontrar directamente en los geles de ducha, que hacen una doble función, o podemos fabricarlos en casa con azúcar, sal o semillas mezclados con una crema hidratante, aloe vera o aceites esenciales.

No basta con aplicar el producto: el masaje que hagamos con nuestras manos es una de las claves para que este ritual funcione. Para estimular la circulación y favorecer el drenaje es importante que los movimientos sean siempre de forma ascendente o en círculos: los ascendentes deben hacerse en brazos y piernas, mientras que los circulares están más indicados para la zona del abdomen, el pecho, la espalda y los glúteos.

La exfoliación corporal no tiene contraindicaciones, excepto su aplicación en heridas abiertas o quemaduras, pero las pieles sensibles deben tener más cuidado y aplicar exfoliantes más suaves pero no dejar de exfoliarse, pues una piel exfoliada absorberá mejor cualquier producto hidratante. Y es importante que la exfoliación no duela, pues no hay que presionar ni rascar.

Podemos utilizar para una exfoliación más profunda esponjas vegetales o de fibras, que nos ayudarán a que el producto penetre más en la piel y a retirar las pieles muertas.

Lo ideal sería aplicar una buena hidratación después de exfoliar la piel y dejar que se absorba la crema, aceite o mascarilla sin tener prisa, por lo que el fin de semana será la mejor opción para tomarse la exfoliación como parte de un ritual de relajación y cuidado para ti misma.

Post previo
Post siguiente

Este sitio utiliza cookies para ofrecerte la mejor experiencia. Políticas de Privacidad

Ok, entendido
×

Alguien acaba de comprar

×