INGRESAR SALIR

Blog

Skincare nocturno: la mejor rutina de limpieza facial para antes de dormir

El día no puede terminar sin que le des amor y descanso a tu piel con esta rutina paso a paso de skincare nocturno.

Si hay algo que nos causa tanta satisfacción como descansar después de un día largo, es la sensación de nuestra piel luego de una sesión de cuidados nocturnos.

La noche y el descanso traen muchas bondades para la piel, especialmente la regeneración. Por eso, para conservarla bonita y sana es importante concluir el día con una serie de cuidados que harán la diferencia noche tras noche. ¡Comencemos! 

Ciao, maquillaje

Una de las reglas de oro del cuidado de la piel es esta: nunca te vayas a la cama con maquillaje. No importa si estás muy cansada, es importante que, antes que nada, liberes tus poros de esa carga.

Recuerda que los desmaquillantes oleosos y densos remueven mejor el maquillaje a prueba de agua, y los desmaquillantes en espuma o el agua micelar son ideales para quitar el maquillaje ligero.

Jabón, ¿sí o no?

Es fácil pensar que la piel está totalmente limpia en este punto, pero lo cierto es que después de desmaquillarte deberás lavarte la cara con un jabón especial para tu tipo de piel.

Y si no usas maquillaje durante el día, este paso también es infaltable en tu rutina. De esa forma garantizas una piel libre de impurezas de cualquier tipo.

Las mascarillas son bienvenidas

Si no te queda mucho tiempo durante el día, puedes intensificar tu rutina nocturna aplicando una vez a la semana una mascarilla purificante o un exfoliante suave.

Estos procesos ayudarán a que tu piel esté preparada para absorber mejor los nutrientes y a que luzca más suave y luminosa en el día a día.

Tónico o hidratante a base de agua 

Si bien este no es un paso obligatorio, ponerte un tónico natural o un hidratante ligero que esté compuesto por agua, le dará un bonus de hidratación y frescura a tu piel.

Sérum 

Nos declaramos fans de los aceites faciales y del sérum. Es muy importante prestar atención a las necesidades de tu piel para saber cuál escoger. Ya sea acné, resequedad, líneas de expresión, etc. El sérum ayudará a que tu piel se repare mientras duermes.

Haz uso de rodillos 

Seguramente has escuchado algo acerca de los rodillos faciales. Y si no, hoy te los presentamos. Se trata de una herramienta que puedes utilizar para estimular y masajear tu rostro.

Podemos encontrarlos fabricados en piedras naturales como el jade, el cuarzo rosa y la amatista. Si lo deseas, también puedes utilizar las yemas de tus dedos para darte masaje.

No olvides los ojos

Para evitar los círculos oscuros y las bolsitas a la mañana siguiente, te recomendamos siempre utilizar una crema para el contorno de ojos que estimule y desinflame esa zona.

Es hora de hidratar 

Para terminar tu rutina con broche de oro, aplica tu crema facial de textura más densa para hidratar profundamente. Espárcela siempre con movimientos ascendentes muy suaves. No olvides aplicarte también un poco en el cuello.

Dulces sueños 

Es un hecho: nada le cae mejor al cuerpo que un sueño reparador, y por supuesto, el descanso se traduce en la buena salud de la piel.

Si dormir te cuesta, recuerda que puedes ayudarte de las infusiones naturales, o de actividades relajantes que induzcan al sueño para favorecer una adecuada regeneración de la piel. 

La efectividad de una rutina de no recae en productos “mágicos”, sino en la constancia con la que la realizas. Solo así podrás ver resultados reales a largo plazo.

No olvides que siempre puedes recurrir a los consejos de un dermatólogo para encontrar el tratamiento más efectivo para ti.

 

Post previo
Post siguiente

Este sitio utiliza cookies para ofrecerte la mejor experiencia. Políticas de Privacidad

Ok, entendido
×

Alguien acaba de comprar

×